INFORMACIÓN PARA EL PACIENTE

Idealmente debe ser realizado una tomografía computerizada de haz cónico también conocida como CBCT o TC dental. Ella nos ofrece niveles de radiación 10 a 15 veces menores que con la tomografía helicoidal o médica. Además, con los aparatos actuales puede ser realizado con niveles de radiación equivalentes a tres radiografías panorámicas. 

Ella nos ofrece la información de todas las estructuras craneofaciales con una sola prueba que podrá ser usada por los distintos profesionales (dentista general, implantólogo, cirujano, ortodoncistas) sin necesidad de tener que hacer otras radiografías adicionales.

La posibilidad de tener un examen de imagen que nos permita ver todo el complejo craneofacial ofrece un mejor entendimiento del problema del paciente. Sus principales ventajas frente a las radiografías convencionales es que vamos a poder ver todas las estructuras sin ningún tipo de sobreposición, así como, podremos hacer mediciones reales sin la distorsión que caracteriza a las radiografías bidimensionales. Por tanto, tendremos un diagnóstico más preciso y completo del paciente.

No se recomienda ninguna preparación previa por parte del paciente. Será necesario retirar pendientes, collares y prótesis removibles antes de la adquisición de la imagen para que no produzcan artefactos en la imagen.

En el caso de la tomografía dental (CBCT) la duración de la adquisición es MENOS DE 1 MIN. Dependiendo del tomógrafo utilizado, el paciente permanecerá de pie o sentado para la adquisición de la imagen. 

- En el caso de la tomografía médica (helicoidal) el tiempo de adquisición es mucho mayor (< 20 min aproximadamente) y el paciente debe permanecer tumbado.